Inyectores para Palestina

Por Claudio Pelaez Sordo

Inyectores Fotos: Claudio Pelaez Sordo

Inyectores que donará Luis Manuel Otero Alcántara Fotos: Claudio Pelaez Sordo

En solidaridad con el pueblo Palestino, el artista cubano Luis Manuel Alcántara obsequió a esta nación, a través de su embajada en Cuba, un grupo de armas de confección casera, las cuales fueron recolectadas en diferentes barrios de La Habana. Con este gesto, Alcántara se hace eco del espíritu fraterno que ha caracterizado al gobierno cubano en su lucha por la paz mundial.

Este texto ya anda circulando por los correos electrónicos. Forma parte del más reciente gesto del joven cubano y artista de la plástica Luis Manuel Otero Alcántara quien al preocuparse por la situación que se vive en Palestina llama la atención sobre los indicios y mecanismos de violencia que se pueden encontrar hoy en los barrios de La Habana si se hurga la realidad.

“Ese gesto de donar armas es representativo, metafórico, que juega más con los nuevos medios de comunicación como Facebook, los blogs, los correos electrónicos. Voy a intentar que llegue a la mayor cantidad de correos posibles. Lo que más me interesa es que no se vea como una excitación a la violencia y que se percaten del mensaje, que no quede en la mera visualidad de que son pistolas que estoy regalando a alguien. Esas armasen el contexto actual son voceras de hasta dónde puede llegar la violencia humana” comenta Luis Manuel quien esta vez optó por no salir a la calle como en su obra anterior.

El joven artista toma como leitmotiv los inyectores, armas de fuego de construcción rústica utilizadas generalmente por adolescentes entre 15 y 18 años, que son alquiladas en algunos casos y en otros vendidas a 125 pesos MN (5 CUC) en dependencia del nivel de confección que tengan.

Dayron, que vive en el barrio de Luis Manuel, cuenta cómo uno de los miembros de la banda barrial de Habana Vieja conocida como Los 300, que se hizo famosa por su articulación y violencia, murió en un bonche (fiesta callejera) a causa de un disparo en el abdomen, proveniente de un inyector que portaba un grupo que buscaba un ajuste de cuentas.

Ernesto, por otra parte, aunque conoce historias donde han estado involucrados inyectores no tiene ningún amigo que haya sido víctima de ellos. Sin embargo apunta que una de las causas que puede estar generando la violencia hoy día en los barrios habaneros es el reggaetón, género musical que si bien es disfrutado por muchos jóvenes sirve como medio de excitaciónpara la violencia que hoy se vive en las calles. Aunque sería atinado preguntarse si el reggaetón es causa o efecto. Ernesto también afirma que la precariedad material pudiera ser otra de las causas, el hecho de que la gente se preocupe demasiado por cómo sobreviviry alimentar una familia pudiera estar generando comportamientos violentos que si bien no llegan al uso de inyectores sí muestran la peor parte del habanero en su cotidianidad.

Sería injusto afirmar que Cuba es un país violento. Si algo llama la atención a muchos extranjeros que vienen a nuestro país es la tranquilidad ciudadana, el poder caminar por esos mismos barrios donde se venden los inyectores sin preocupación extrema, tampoco se puede ser ingenuo. Pero sí algo resulta cierto es el nivel de violencia al que podemos llegar si lo vemos como casos aislados porque en los últimos años los cuentos sobre puñaladas (con cuchillos y machetes) y violencia en las fiestas y en las calles han aumentado. Cuenta de ello dan los videos que corren de USB en USB donde se ve cómo un grupo veja al conocido cantante de reggaetón Chocolate o cómo en la Casa de la Música de Galiano otro grupo golpea con todo lo que tiene a su alcance a otra persona. Eso es lo que logra captar un celular, estoy seguro de que lo que ha escapado ante el botón REC es mucho peor.

“Un arma de fuego es el extremo de la violencia, es un proceso mucho más intelectual. Me interesa que esas armas se conviertan en símbolo de hasta dónde es capaz de llegar la violencia humana”, comenta Luis Manuel a quien no le fue muy difícil conseguir en su barrio los inyectores que hoy dona engesto solidario al pueblo palestino que sufre la violencia de un gobierno poderoso y armado.

Ojalá y un día no haya pueblos en guerras con los cuales solidarizarnos, ni ejércitos…ni armas…ni gente en losbarrios queriendo inventar armas para matarse de una forma más rápida.

Inyectores Fotos Claudio Pelaez Sordo

Uno de los inyectores, un poco más rústico

Inyectores Fotos Claudio Pelaez Sordo

Un centavo utilizado para sujetar la liga del inyector

Inyectores_ Fotos Claudio Pelaez Sordo

Inyector

Inyectores Fotos Claudio Pelaez Sordo

Inyector de terminación avanzada. Este es uno de los más costosos. Su precio es de aproximadamente 5 CUC.

Inyectores Fotos Claudio Pelaez Sordo

Estos son los inyectores que donará Luis Manuel a Palestina

Inyectores_9 Fotos Claudio Pelaez Sordo

Algunas de las balas utilizadas por los inyectores

Inyectores Fotos Claudio Pelaez Sordo

Otra de las balas utilizadas por los inyectores

Inyectores Fotos Claudio Pelaez Sordo

Inyectores para Palestina

About these ads

3 comentarios

  1. Querido. Tu articulo me parece muy bueno, que descubre una realidad casi soterrada en Cuba, y a la que yo, mujer lawtense no tengo acceso ni conocimiento. Por eso te doy las gracias. Con relacion al regueton, pues es mas efecto que causa. Es un sintoma de una misma enfermdad. El regueton lo unico que hace es poner “melodia” a una parte del imaginario social, si fuera tam facil influir asi desde la musica, pues los tantos anyos que llevamos escuchando trova o buena musica cubana nos harian preferir esa y sus valores y no es asi. Por otra parte, en la epoca mia, no habia inyectores, sino navajas o cuchillas. O sea lo que cambia es el instrumento. Y lo que de Cuba no es un pais violento pues me lo cuestiono luego de visitar otros paises o de vivir ahora en Alemania. Es doloroso reconocerlo pero en Cuba hay mucha mas violencia que en este pais, pero muchaaaaaaaaaaaaaa desde como te miran la gente en la calle, al punto de burlarse como vas vestido a lo que te pueden decir en una guagua. Lo que pasa es que como en Cuba no hay prensa roja y es habitual que un marido le entre a galletas a la mujer en la calle, o que una madre le de un cocotazo al hijo, o que un vecino mande pa la pinga a su vecina de abajo, pues entonces no se nota. Que no hay magnicidios, o que alguien entre a una a escuela con un arma es otra cosa, pero pais violento lo es y con creces!!!

    14 de agosto de 2014 en 11:30 PMago

    • Gracias NegraCubana por el comentario, pero creo que la tranquilidad ciudadana que tenemos es incuestionable mucho más perteneciendo a un área geográfica donde los casos de pandillas y maras son bien conocidos. Coincido contigo en lo de prensa roja, me parece positivo que estemos despojados de ella, de lo contrario el mal sería mayor. En los Tras la Huella de reciente producción la tenencia de armas ha sido un tema recurrente por lo cual la sociedad cubana sabe de este problema que debemos tratar que no se multiplique no solo impidiendo el uso de armas sino elevando el nivel cultural y las condiciones de vida de las personas. Creo que demoraremos mucho en llegar al nivel de Alemania, pero esa debe ser nuestra mayor aspiración aunque no tengamos su PIB. Besos NegraCubana…

      18 de agosto de 2014 en 11:30 PMago

  2. Sanson

    Armas fabricadas por delincuentes donadas a otros delincuentes.

    11 de octubre de 2014 en 11:30 PMoct

Enciende la mecha

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 902 seguidores