Para que no secuestren al príncipe

Por Claudio Pelaez Sordo

El género noticia no ha corrido con mucha suerte en las únicas dos ediciones, hasta el momento,  del Concurso de Periodismo Joven Ania Pino in Memoriam. Y es aún más llamativo si se tiene en cuenta que han sido jurados diferentes los que han resuelto ni siquiera, otorgar mención a los trabajos entregados en este género. Sucede que no deja de tener razón la periodista e investigadora Milena Recio cuando afirmó en conferencia durante este evento que en Cuba se hace mucha publicidad y poco periodismo. Su criterio no solo fue certero, sino que coincidió con el del jurado.

En esta segunda edición del Ania Pino, la categoría de periodismo ciudadano tampoco gozó de la aceptación del jurado y se fue en blanco. Quizás en nuestro país todavía los sujetos no se sienten protagonistas de hacer noticia lo que los medios pretenden silenciar. Sin embargo, si todos nosotros tuviéramos que premiar un video en esta categoría estaríamos de acuerdo que el video ciudadano del año es el de Santiago de Cuba en la gasolinera.

Aunque nuestros medios no se atrevieron a mostrarlo, toda Cuba ya sabe que la irresponsabilidad y la poca percepción del riesgo de TODOS fueron las principales causas de las muertes y heridos. Estamos dormidos, pero no tan dormidos, solo necesitamos un pequeño estímulo para interiorizar que desde las calles y con el celular, qué importa si no tiene línea, podemos construir nuestra realidad.

El género comentario fue galardonado por primera vez, pues en la pasada edición fue la otra categoría a la cual el jurado decidió no otorgar premios. En esta ocasión “Secuencia de una chapucería”, sobre el maltrato graffitero a un monumento llamado El Angelote, de Abdiel Bermúdez, pudo salvar la honra. Dice un amigo mío que no le gustó este comentario. Para mí, salvo el plano secuencia que dura todo el texto y que llega hasta dar un poco de mareo, me pareció inteligente y sobre todo arriesgado. Me tocó la fibra. El plano secuencia lo hubiese salvado con otros planos que mostraran más a ese angelote opacado por la indisciplina social. Pero es válido, sobre todo porque se ve al periodista fuera del estudio, parece un poblador más y no se muestra como ese profesional que se pasa todo el día en Internet para después repetir lo que dicen algunos medios.

El Premio Entrevista también recayó sobre Abdiel con “El retorno de la superabuela”. El título ya lo dice todo. Una mujer de la tercera edad que canta tangos y es capaz de tirarse por un tubo para bajar del techo de su casa.

Aunque el género crónica fue excluido en la segunda edición del concurso, el periodista Yosley Carrero, recibió mención por “Radio Compañía” y logró que este género estuviese en la competición para el próximo año y no volviese a ser excluido. Una crónica que nos deja en ese grato misterio de no conocer a aquella mujer de voz hermosa mientras comparte con los oyentes en el programa Estaciones de Radio Rebelde.

En documental el jurado tampoco comulgó con ninguna de las obras y solo atinó a entregar una mención a “¿Matar el Ermitaño?” de Nairovín Ojeda. Obra que cuenta el despoblamiento de El Ermitaño, luego de la crisis nacional de los años 90.

Otros premios fueron entregados en las especialidades de experimentación, sonido y edición. Fotografía corrió la suerte o la mala suerte del tercer strike.

Y he querido dejar para último el género reportaje porque fue lo que más me gratificó. Recibieron menciones “Aceite de Corojo” de Nairovín Ojeda y “Cuarterías” de  Alejandro Ulloa. El Premio Reportaje, para mí lo mejor del Ania Pino y que bien hubiese merecido el Premio Especial de Canal Habana que no se otorgó en esta ocasión, fue “Río revuelto… ¿ganancia de quién?” del estudiante de periodismo de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos, Pedro Arturo Rizo.

Este es un reportaje que problematiza el pago atrasado a pescadores matanceros por la empresa pesquera PescaMat. El uso de las fuentes, así como el contraste de las mismas y las certeras apariciones en cámara de Pedro dejan bien claro por qué mereció el Premio Reportaje Ania Pino in Memoriam.

Conversando con Pedro me comentó sobre lo difícil que fue realizar este material. Primero, para ponerlo en la televisión provincial debía tener tres minutos. Pedro no cedió ante la presión y expresó que si no le daban más tiempo no saldría. Cedieron entonces y le dijeron que solo estaría en la TV con doce minutos. Demasiado tiempo para lo que él había concebido, pero suficiente para exponer el problema de los pescadores y no dejarlo en el silencio. Para no hacerles más larga la historia, después que se puso el reportaje en la televisión saldaron las deudas con los pescadores. Matanzas y su puesto de vianda se enteró que no había pescado allí por irresponsabilidades de los directivos de PescaMat.

“Río revuelto… ¿ganancia de quién?” es lo que Milena Recio catalogaría como ese buen periodismo que hoy no existe en nuestra televisión, que “se enfrenta a realidades que quieren ser ocultadas por alguien”. Y no puedo dejar de citar esa jugosa metáfora que ella lanzó: “Los periodistas son los príncipes que quieren salvar la realidad escamoteada.”

Lamento demasiado que el Concurso de Periodismo Joven Ania Pino in Memoriam haya tenido tan poca participación de estudiantes de periodismo. Sobre todo de aquellos que hoy están en la televisión jugando a parecerse a los grandes. Debieron haber participado de los debates y polémicas que allí surgieron. Hubiesen aportado bastante y se hubiesen descontaminado un poco de esas rutinas y camisas de fuerza que le obligan a ponerse para hacer una televisión cada vez más menos participativa y representativa.

Era muy necesario haber escuchado a Milena Recio. No podemos parecernos a las autoridades y responsables de espacios informativos, que hacen caso omiso a lo que se debate más allá de las organizaciones políticas. Solo así podremos comprender lo que puede suceder mañana para no convertirnos en el espejo del que no nos publica el trabajo por miedo a lo que le puedan decir de arriba.

Si secuestran al príncipe entonces la realidad seguirá escamoteada en el castillo del dragón.

 

BOOM

Anuncios

2 comentarios

  1. Q bien, Claudio, q cubrieras esto. Yo pensaba que sería el próximo viernes, parecía interesante, ya me contarás. A veces me gustaría ver esos trabajos q estaban tan “malos” cmo pa q se dejaran categorías sin premio. Sl2

    17 de octubre de 2012 en 11:30 PMOct

    • Solo espero que nos podamos ver el año que viene en la tercera edición. Ah cometí una pequeña pifia, Canal Habana sí entregó premio especial pero fue para Secuencia de una Chapucería, en mi opinión se lo hubiese dado a Río revuelto… ¿ganancia de quién?, para gustos los jurados. Nos vemos…

      23 de octubre de 2012 en 11:30 PMOct

Enciende la mecha

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s