¿Mangos bajitos?

Por Claudio Pelaez Sordo

Mangos Bajitos

Un hombre de acento extranjero hace la cola para pelarse con El Yoqui, un joven fígaro que sabe hacer los cortes preferidos por la juventud de hoy. El sujeto foráneo de la cola conversa con un amigo que al parecer fue quien le recomendó el lugar para “tirarse los cortes”. El joven barbero ya se ha dado cuenta que bajo las antigüedades que adornan su local hay cinco pelados en uno.

Solo se siente el sonido de la maquinita que echa al suelo cabellos crespos. El hábil fígaro no se apura. Se toma su tiempo. Unos cortesitos aquí, otros allá atrás. “Cómo quieres el corte, cuadrado o redondo?” pregunta con una calma de depredador que asecha a la presa. Una presa que viene hasta el lugar del suceso. ¿Crimen? Aquí no se va a cometer ningún crimen, aquí se va a hacer justicia, pensará el de las tijeras.

Escobilla en mano, limpia los restos de cabello que quedan sobre el cliente. Recibe 25 pesos MN o 1 CUC, el costo del pelado.  Ese es uno de los últimos pasos antes de sacudir la sábana que cubrirá al sujeto extranjero.

El hombre arriba al sillón.. “¿Cómo se va a pelar?” casi amenazante pregunta  el barbero. Ya tiene todas las señas, pero antes de dar el primer corte se lanza y directo a su oído le dice:

-Son cinco…

-¿Cinco pesos cubanos?

Ya ningún pelado en Cuba cuesta cinco pesos cubanos, pienso en voz suprainterna.

-Cinco CUC. ¿Te cuadra o no?

El hombre medio que sorprendido y como que a regañadientes mueve la cabeza afirmativamente. Solo habla para que la patilla se la corten por encima de la oreja.

Ya se puede marchar, no sin antes sacar un billete de diez dólares y recibir de vuelto cinco. Se retira y otro ocupa su puesto.

-Yo lo dejé que hiciera toda la colita y cuando se sentó le dije que eran cinco fulas. ¿Sí o no?- especula el fígaro, zig zig zig.

-Esta es la tierra de los mangos bajitos –vocifera el próximo cliente.

Los Aldeanos no se equivocaron- apuntala, zig, zig, zig. Vienen a buscar mujeres baratas y todo lo quieren barato. Con las patillas esas por allá arriba que parecen guanajos. El yuma que se quiera pelar conmigo tiene que pagarme cinco CUC. Se acabó la tierra de los mangos bajitos, toda Europa a gozar en otro pueblito.

Anuncios

3 comentarios

  1. Jejeje… ta bueno eso!!!

    5 de diciembre de 2012 en 11:30 PMDic

  2. Hey, le había perdido la pista a esta blog, recuerdo cuando Rodo promocionó el explote, qué bueno reencontrarlo, muy bueno el post, abrazo.

    5 de diciembre de 2012 en 11:30 PMDic

Enciende la mecha

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s