Metáfora de La galleta

Por Claudio Pelaez Sordo 

La galleta de Stainless

Al mismísimo lado de El Capitolio hay una galleta que muchos hombres han preparado, pero que  solo uno está comiendo. Esa es la quinta y última fotografía de una escena que se encuentra colgada por estos días en la galería de arte La Acacia.

La galleta, como titula Stainless a su serie, integra la exposición Sex in the City que ya desde la entrada un cartel pegado en el cristal advierte que solo es apto para mayores de 18 años, pues las escenas al interior pueden resultar desconcertantes. Al arriesgarse tal parece que usted se lanza a ver un porno americano pues de lo contario ¿por qué no titularla como en el buen castellano Sexo en la Ciudad? Eso es lo que piensa al principio. Luego se percata de que hay mucho erotismo y nada de porno americano. Mucho kamasutra a lo cubano. Pero no cualquier kamasutra.

Las obras de arte que forman parte de la expo con curaduría de Piter Ortega reflejan el arte homoerótico contemporáneo producido por 24 artistas de la plástica. Sí, usted leyó bien: arte homoerótico contemporáneo.

¿A dónde iremos a parar? Se preguntarán los más prejuiciosos. Pero quien realmente tenga dos dedos de frente en el 2013, sabrá que ya no estamos en la década de los 60,70, 80, ni 90; que las Unidades Militares de Ayuda para la Producción (UMAP) fueron un tropezón y que estos son tiempos de comenzar a hablar de respeto y no de tolerancia. Pero bien, sigamos con Sex in the city.

Para el macho más perverso, comenzar la exposición con “A mi novia le gustan las mujeres” le hará creer que solo verá cuadros lésbicos, pero si sigue su recorrido en contra de las manecillas del reloj se percatará cómo después de Behind every great man encuentra a Venus on the mirror, donde dos jóvenes babean por su recíproca desnudez. Y si eso lo alarma mejor que no siga, pues Asepsia muestra la unión de dos miembros que se encuentran bien protegidos y no parece importarles absolutamente nada su expresión, más bien intenta jugar con eso.

A mitad de la exposición o al fondo, según la ruta que usted haya escogido, se encuentra con La Potajera, matorral emblemático de los homosexuales habaneros donde al decir de los cubanos se va a “matar jugada”, es decir, tener sexo. Dichosos aquellos que puedan hacer el amor en un matorral. A falta de pan, La Potajera.

Y cuando usted pensó tomar un respiro en “La Potajera” se encuentra con “La galleta” y un grupo de amigos que están ansiosos por probarla, mientras sus glándulas salivares vacilan a quien ha tenido el placer de dar la primera mordida. Entonces usted tiene el poder de terminar la galleta o simplemente continuar hasta donde dos mujeres se abrazan sin importarle los aviones, ni la opinión de los uniformados, porque sus principios están más altos que nunca y no precisamente por estar besándose en una azotea.

Después de haber atravesado por todas las sensaciones a usted poco le importa si se llamaba Sex in the City o Sexo en la ciudad. Lo grotesco y valiente de la exposición le provoca mil inquietudes. Comprende que la idea del porno americano no fue más que imaginación. Que la obra Unidos, la última de la expo o la primera, según la ruta escogida, se parece mucho a Asepsia y hasta posiblemente se arrepiente de no haber probado la galleta, por simple curiosidad; o de no haber permitido que otros la probaran por mantener la moral.

Al final, la galleta no es la galleta.

BOOM

A mi novia le gustan las mujeres de Gustavo César Echeverría

Asepsia de Jorge Otero

Nuestros principios más altos que nunca de Duvier del Dago Hernández

El origen del... de Osailys Ávila Milián

Unidos de Jorge López Pardo

Anuncios

5 comentarios

  1. albita

    me da mucha alegría ver cuanto ha crecido este blog!
    la exposición es un verdadero explote de sentidos, sensualidad y sexualidad. buenísima!!!!

    6 de febrero de 2013 en 11:30 PMFeb

    • claudinhoexplosivo

      Gracias Albi estamos conectados…

      12 de febrero de 2013 en 11:30 PMFeb

    • Albita, Darío nunca me respondió si la foto que tiraste para su artículo de los símbolos te la habías tirado a ti misma, Jaja. Na, es broma, saludos, cuándo te abres tu blog…

      3 de mayo de 2013 en 11:30 PMMay

  2. Coño, esta semana hice una visita relámpago a La Habana y pasé cerca de allí, pero como no sabía nada no me llegué. Una lástima, me hubiera gustado ver esa expo… Saludos Claudio, me cuadró el post…

    3 de mayo de 2013 en 11:30 PMMay

    • La expo ya la quitaron ralexdelpino, pero a mí criterio estuvo muy buena. He encontrado criterios especializados que le pareció muy mala, pero esa gente ya anda por otro nivel, para mí ciudadano de a pie estuvo muy bien. Saludos socio.

      6 de mayo de 2013 en 11:30 PMMay

Enciende la mecha

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s