Ayuno por el día del amor

Por Claudio Pelaez Sordo paola-oliveira-eriberto-leao-marina-pedro-insensato-coracao-7583

Hoy a las 9:00pm el culebrón Insensato Corazón pondrá en nuestras pantallas un nuevo capítulo. Tú y yo volveremos a ser testigos de ese amor que existe entre Marina y Pedro. De todo lo que han tenido que hacer para unirse, de sus desencuentros y de su encuentro.

¿Qué ya sabes cómo acaba la novela gracias a los DVD que alquilaste? Qué importa, para este post no es importante el final telenovelero. Más bien lo que interesa en este Día del Amor es decirte que te amo más de lo que Pedro ama a Marina. Que yo también sería capaz de salir de una silla de ruedas para ir a buscarte. Que todos los días pienso en ti más de lo que piensa Pedro en Marina. Que yo también me enfrentaría a cualquier custodio para entrar a la fiesta donde un tipo esté seduciéndote y gritar que te amo.

¿Qué no me parezco a Pedro? ¿Qué no soy tan apuesto cómo él? Eso es un cuento. Solo que no has descubierto el lado del que me veo más guapo y por supuesto las cámaras no se han esforzado en enseñártelo.

Tú eres más la mujer de mi vida que Marina lo es para Pedro. Cuando se acabe la novela Pedro se irá a buscar a otra y hasta se cambiará el nombre. Ves, que es un impostor, seductor de novelitas. Está bien, de novelas. Sin embargo yo continuaré con mi nombre para seguir siendo tu macho rico en esta bella realidad. Está bien, en esta jodida realidad.

En lo que solo Pedro y Marina pueden superar nuestro amor es en los desayunos que se preparan después de estar en la cama. Ahí si te acepto que ames más a Pedro; incluso, ahí si pudiera aceptar más a Marina, porque enfrentarse cada mañana al pan con aceite que te preparo, después de haber estado toda la noche juntos, es chocante. Y si no hay nada con lo que mojar el pan, entonces el agua con azúcar es la salida. Y eso es más duro. Y si de contra el día anterior no fui a buscar el pan a la bodega por quedarme dándote cariñito, entonces el desayuno es dulce, pero más duro.

Lo que sí sigue siendo superior en cada desayuno, incluso en cada almuerzo y comida, es mi amor por ti. Unido a esas ganas de sentir tu vientre húmedo y lanzarme como por tobogán a ese mar con horizonte en tus labios.

Ya ves, ni esos insensatos desayunos pueden ridiculizar mi amor por ti.

Anuncios

5 comentarios

  1. Genial!!!

    15 de febrero de 2013 en 11:30 PMFeb

  2. Hermoso Claudiño.. el amor….

    15 de febrero de 2013 en 11:30 PMFeb

  3. mariposa

    me has dejado sin palabras, y tu sabes que eso es dificil en mi¡¡¡¡me has…….llenado a mi tambien con ese amor que tienes hacia todo lo que te rodea y te sobresale del pecho,TE ADORO.

    6 de septiembre de 2013 en 11:30 PMSep

Enciende la mecha

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s