Palabras que no son ajenas

Por Claudio Pelaez Sordo Igualdad de género

Sobre un libro que se presentó en la Feria Internacional del Libro

Palabras Nuestras pudiera resultar una especie de catalejo que intenta compartir con nosotros experiencias de la vida y las luchas de organizaciones y movimientos populares latinoamericanos principalmente en la conquista de los medios de comunicación. Este segundo cuaderno que el Centro Memorial Martin Luther Kink Jr. pone a disposición se centra fundamentalmente en cómo comunicar hoy desde prácticas que no lleven marcas de desigualdad de género, ni racista, ni excluyente.

Y rescato una frase que resulta clave para entender el cuaderno: “La principal influencia que los medios ejercen sobre la política no es solo, ni principalmente, por lo que difunden, sino por todo lo que omiten, lo que queda invisible, y que por lo tanto no tiene presencia en la escena pública.” Es decir los medios dictan sobre qué hablar, pero detrás de los medios hay intereses que muchas veces responden a grupos financieros, totalitarios, que son los mismos que nos están incitando al consumo y a convertirnos en un sujeto incapaz de cuestionarse la más mínima palabra. Y este volumen nos habla de lo que no se está diciendo hoy en los medios de comunicación. El libro hace un recorrido que nos va mostrando no solo el qué, sino también el cómo, cuestionable si se tiene en cuenta que no todos los contextos son iguales, pero referencial a la hora de tener un punto de partida.

¿Por qué traer al contexto cubano estas lecturas que no hacen más que cuestionar y transformar- o intentar transformar- la realidad de otros países? Es en ese momento donde el cuaderno deja de convertirse en catalejo y se convierte en la herramienta para comenzar a hacernos preguntas y a cuestionar nuestra realidad. Y es esto lo inquietante y más brillante del libro: comenzar a vivir esa angustia que nos genera, de ver lo que antes no veíamos y ahora nos resulta tan evidente que no podemos quedarnos de brazos cruzados o guardar silencio.

La primera parte del volumen “Ellas tienen la palabra. Comunicación, organización y género” está dedicada a la comunicación con un enfoque de género que no es más que la comunicación que contribuye a superar la desigualdad y los desequilibrios de poder entre hombres y mujeres en la sociedad. Descubriremos entonces cómo el movimiento feminista resurgido en los años 60, todavía, sin dejar a un lado sus avances, tiene muchas cuentas pendientes, mientras se siga proyectando a la mujer bajo símbolos sexuales, promotoras de frivolidad o como víctimas. Lo cual responde en ocasiones a estereotipos asumidos y reproducidos desde los medios de comunicación sin habérselo planteado como un problema.

Es por ello la importancia de apropiarse de los medios de comunicación o de generar medios alternativos aprovechando la oportunidad que hoy nos ofrecen las nuevas tecnologías de la comunicación, herramientas que están siendo muy aprovechadas por los movimiento sociales, sin dejar de tener en cuenta a quienes aún no se han alfabetizado en ese lenguaje.

La segunda parte de Palabras Nuestras bajo el título “Hacer nuestra palabra” nos lleva a concientizar el rescate público de la comunicación y el papel participativo que debe jugar la sociedad en ese espacio para crear una agenda pública que no se circunscriba al “I make the news” de dos o tres periodistas que si no responden a un poder financiero, obedecen a una línea ideológica excluyente. Esta segunda parte nos habla de de crear el sujeto activo y crítico, de que todas las mujeres y hombres, al decir de Gramsci, seamos filósofos.

El volumen Palabras Nuestras nos sumerge en la misma angustia que provoca la educación popular en un mundo donde no faltan los dominadores y sobran los dominados.

Al concluir el libro nos daremos cuenta que estamos casi afuera de la caverna que Platón describió en La República, y que ya no somos tan menores de edad como los medios de comunicación nos quieren hacer ver, y por supuesto a cada página que vayamos pasando nos percataremos que estas no son lecturas de catalejo, sino lecturas microscópicas que nos ayudan a ver la viruta que está en el meñique de nuestro pie.

Anuncios

Enciende la mecha

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s