-Blogueo, blogueo. -¿Qué blogueas?

Por Claudio Pelaez Sordo

-Blogueo Blogueo - ¿Qué blogueas?

-Blogueo Blogueo – ¿Qué blogueas?

Bloguear es tremenda talla, es toca´o, tocaísimo, pa´ decirlo en buen cubano callejero como si estuviese hablando con los socitos del barrio. Tener algo que decir y no quedarse con ello guardado, masticándolo, digiriéndolo y desechándolo es liberador.

No tener que depender de un editor para que le dé el sí a lo que escribes es catalizador. Ni tener que escuchar “Deja ver que dice el director, no vaya a ser que meta la pata y me corten la cabeza a mí por tu culpa”. Y entonces el director dice lo mismo y al final tu trabajo lo ha leído media Habana antes de salir y para variar entonces dicen que no, que no va, que el problema no se ha abordado como es debido.

Ser tú mismo tu editor, tu corrector ocasional, tu director y tener una línea editorial basada en la no linealidad editorial permite andar por una hibridación de géneros jamás imaginados. Si existiera la categoría de periodismo experimental creo que se ajustaría perfectamente a este espacio digital que uno asume con mucho celo personal y si te pones serio hasta profesional.

La única recompensa son las visitas de quienes acuden a cada post. Cuando el contador de visitas ha experimentado un aumento inaudito entonces uno dice: “Ño, esta vez si partí el bate”, y uno se hincha y se siente más hombrecito. Pero cuando crees que has tirado lo último y el contador de visitas se mantiene aferrado al mismo  número entonces uno se da cuenta que no escribe para un público en específico, que lo importante es poder decirlo, escribirlo y no tragártelo. Que no se escribe para alcanzar fama de bloguero, sino para no quedar en el silencio que a muchos conviene.

Sería un cuento bien grande decir que blogueo lo que me da la gana. Hay cosas que para mí no son noticia y las que pudieran serlo no siempre son blogueables porque eso bien pudiera significar un detonante, sino pregúntenle a los del blogroll que han estallado. Quienes tienen el poder de decidir lo indecidible se han sentido tambaleados por sus criterios, sus opiniones y han ultrajado la individualidad, sesgando todo indicio de participación ciudadana que ello pudiera implicar.

Cuando tu cabeza rueda vislumbras que ser tu editor, tu corrector y tu director es riquísimo, pero también tiene su precio que no debería ser la cabeza. Debería ser el debate, la polémica, los argumentos, pero no ejercer sobre ti la fuerza que va más allá del poder ideal. Porque uno se equivoca y tiene derecho a equivocarse a la hora de bloguear, pero tiene derecho al diálogo para comprender el error y evitar así post cargados de resentimientos.

Blogueo porque quiero que entiendan la Cuba que yo veo, la que siento, la que padezco, la que quiero. Porque también es un ejercicio que poco a poco se convierte en un vicio, como todo buen ejercicio; porque desde aquí quisiera hacer un periodismo a lo Günter Wallraff, a lo García Márquez, a lo Pepe Alejandro. Blogueo porque quisiera saber cuál es el estado de salud del cable que está más perdido que la fibra de res; porque no quiero que Israel Rojas cante por ti, quiero que tú cantes junto a él.

Blogueo contra el Bloqueo. Blogueo porque  ……:******BOOM.

 

Anuncios

13 comentarios

  1. Anita

    Bloguea… bloguea siempre. No solo para que entendamos la Cuba que tu vez, sino para que algunos que como yo no tenemos el gran talento al escribir podamos ver nuestras ideas reflejadas a través de ti. Seguramente muchos piensan lo mismo que yo… o no???

    2 de abril de 2013 en 11:30 PMAbr

  2. Pingback: Resumen de un “golpe” bloguero | Letra joven

  3. Echa, chama, me has divertido durante todo el post… y lo mejor, me pusiste serio cuando hacía falta… Me cuadra este post!!! Me lo llevo pa´ Facebook!!!

    2 de abril de 2013 en 11:30 PMAbr

  4. Aquí estamos pa reir seriamente y pa ponernos serio risueñamente. Un abrazo.

    2 de abril de 2013 en 11:30 PMAbr

  5. Javier

    Soy amigo de Ulloa, por él llegue aquí, me cuadra tu post, lo que hace falta es un poco más de huevos para terminar de decir lo que todos quieren escuchar…

    3 de abril de 2013 en 11:30 AMAbr

    • Los que tienen que tener huevos son los que tienen el poder decisión porque de nada sirve tenerlos para decir lo que todos quieren escuchar y enfrentarse a oídos sordos como casi siempre sucede. Y por supuesto no es solo tener huevos, hay que saber cómo se tienen y cómo se dice lo que todos quieren escuchar para no caer en pataletas. Gracias Javier por tu comentario espero asitas más seguido por acá.

      3 de abril de 2013 en 11:30 PMAbr

  6. Pingback: Estado de necesidad o Por qué bloguear en Cuba (II) | Nube de Alivio

  7. Graciosísimo y con un contenido muy interesante…felicidades hermano por un post tan equilibrado. Cuidado con el final, que es simpático hasta que se vuelve real.
    Un abrazo
    H

    3 de abril de 2013 en 11:30 PMAbr

  8. Oye, sí deja la gracia con el BOOM! hazle caso a Harold. Na, en serio, buen post Claudinho, me sentí dicha por algunas partes. Buenas las razones por las que blogueas, muy parecidas a las de muchos. Un quiero desde Camagüey.

    5 de abril de 2013 en 11:30 PMAbr

  9. Pingback: Estado de necesidad o Por qué bloguear en Cuba (II) | KOKACUB@

  10. Pingback: La blogosfera cubana se mueve | Blogs cubanos

  11. Mar

    El blogueo por el bloqueo…?? que va!! el blogueo por lo que quiero.
    Ola pa’este post.

    9 de abril de 2013 en 11:30 PMAbr

Enciende la mecha

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s